Los frenéticos rescates salvan a más de 2.000 solicitantes de asilo en el Mediterraneo

Más de 2.000 solicitantes de asilo que intentaban llegar a Europa fueron arrancados del Mediterráneo el viernes en una serie de dramáticos rescates.

Un portavoz de los guardacostas italianos dijo que 19 operaciones de rescate realizadas por los guardacostas o por barcos operados por organizaciones no gubernamentales habían salvado a un total de 2.074 personas en 16 embarcaciones neumáticas superpobladas y tres pequeñas embarcaciones de madera.

Una persona fue encontrada muerta, dijo el portavoz.

Los barcos de Médicos Sin Fronteras (MSF) Prudence y Aquarius rescataron a unas 1.145 personas de nueve embarcaciones diferentes en operaciones ininterrumpidas.

El resto de los solicitantes de asilo fueron recogidos por los guardacostas, el Phoenix -dirigido por el Migrant Offshore Aid Station (MOAS)-, la ONG alemana Sea Eye y la Iuventa del Jugend alemán.

«En 19 años de cubrir la historia de la migración, nunca he experimentado nada como hoy», dijo el fotógrafo de la agencia de noticias Reuters Darrin Zammit Lupi, que estaba a bordo del Phoenix.

En una operación, rescató a 134 personas, todas de condados subsaharianos, dijo.

Los rescates del viernes se producen un día después de que un naufragio dejara al menos 97 migrantes que se temían ahogados frente a las costas de Libia.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, casi 32.000 solicitantes de asilo han llegado a Europa por mar en lo que va de año. Más de 650 han muerto o están desaparecidos.

La agencia de control fronterizo de la UE, Frontex, ha acusado a los barcos financiados por donantes de hacer más daño que bien navegando frente a Libia y actuando «como taxis», y los fiscales italianos han sugerido que pueden tener vínculos con los traficantes – una acusación que han negado ferozmente.

«¿Cuántas personas habrían cruzado si no hubiéramos estado allí hoy, Frontex? Probablemente lo mismo. ¿Cuántos habrían muerto? Probablemente, muchos más», dijo MSF en Twitter.

«¿Dónde están los barcos de Frontex en un día como éste?», preguntaba. «Los Estados de la UE mantienen los ojos cerrados».

MSF dijo en un tweet que un adolescente fue encontrado muerto en un bote de goma cuyos pasajeros fueron rescatados por su barco Aquarius. «En 2017, el mar sigue siendo un cementerio», dijo.

En una operación de rescate del MOEA, los refugiados desesperados lucharon por mantenerse a flote después de que se deslizaran de su bote de goma frente a la costa de Libia. Los rescatadores saltaron al agua para ayudarlos.

Add comment